Mario de Santo

EL PRIMER EMBAJADOR PARA LA MARCA.

Elegir a Mario Vaquerizo como imagen de Mano de Santo estaba cantado, tanto para Mano de Santo como para Aracnofobia. Su estilo de vida encajaba a la perfección con los valores de marca, y además posee el gran valor de conectar muy bien con un rango de público muy amplio.

Aracnofobia ha diseñado inicialmente una campaña publicitaria en radio de ámbito nacional y contenidos específicos para su perfil de Instagram, con más de un millón de seguidores.

LA PERSONALIDAD

Lo que tuvimos claro desde el principio era que si Mario Vaquerizo encajaba con la personalidad de marca, la creatividad debía reflejar esa personalidad, no algo artificial.

Dicho de otro modo, Mario Vaquerizo es único, como Mano de Santo. No es un personaje, su personalidad es muy natural y sería un error obligarle a recitar un guión palabra a palabra. Lo que hicimos fue trabajar con un guion base sobre el que Mario fue haciendo suya la creatividad.

EL MENSAJE

Mano de Santo es un producto muy nuevo, por eso el mensaje debía ser muy didáctico. La resaca, o la ausencia de ella, es el vehículo sobre el que se mueven las diferentes piezas.

Vuelve al inicio