Mario Vaquerizo
LAS NUEVAS BURBUJAS

NAVIDADES SIN RESACA

Las primeras navidades con Mano de Santo en el mercado, el momento de venta más importante del año, necesitaba una campaña que cumpliera dos objetivos: Crear notoriedad de marca y fomentar la compra.
Un complemento alimenticio que ayuda a pasar unas navidades sin resaca es ya un buen argumento de venta, pero entre tanto mensaje navideño necesitábamos dejar bien claro los beneficios de este producto.

RECUPERAR UN ICONO DE LA NAVIDAD

Si hay publicidad recurrente en estas fechas (además de lotería, juguetes, perfumes y langostinos) es la de los alcoholes. Y dentro de esta publicidad hay una que se convirtió en un clásico durante cuarenta navidades: las burbujas.
Estas burbujas alegraban la navidad con elegantes coreografías y bailes, y un personaje famoso felicitaba la navidad al final del anuncio.

mute play-pause fullscreen
mute play-pause fullscreen

BURBUJAS EN APUROS

Si las burbujas aparecen cada vez que se descorcha una botella, al final no van a ser capaces de hacer la coreografía como se espera. Representamos los inevitables excesos navideños en unas burbujas con evidentes dificultades para bailar y moverse armoniosamente.

Making of
Making of

LAS NUEVAS BURBUJAS

Una de las características de Mano de Santo es su efervescencia, sus burbujas, que hacen que el efecto se note casi al instante. Por eso estas burbujas llegan al rescate de las primeras, evitando así un despropósito.
Al final todas las burbujas se unen y son rosas. Todas bailan perfectamente, convirtiéndose en la metáfora perfecta de cómo Mano de Santo puede ayudar con los excesos navideños.

LA SORPRESA FINAL

Mientras todas las burbujas ejecutan la coreografía a la perfección, aparece en escena el personaje famoso que nos acaba felicitando la navidad. Es Mario Vaquerizo, embajador de la marca, que nos desea una feliz navidad sin resaca gracias a Mano de Santo.

Burbujas y Mario Vaquerizo
ANTERIOR SIGUIENTE